Diferencia entre Dimensiones físicas y Dimensiones Vibracionales

 

En los últimos años han llegado a nuestras manos videos y textos de algunas conferencias de científicos ortodoxos y otros denominados “open mind” o de mente abierta, donde curiosamente ambos utilizan el concepto de dimensiones paralelas. Solo que los primeros, los ortodoxos, hablan de dimensiones paralelas como dimensiones que son una extensiones del mundo “material” de cuatro dimensiones en que habitamos (3 dimensiones físicas mas el tiempo) y los segundos, los de mente abierta para intentar explicar dónde existe la conciencia propia del ser humano que ya algunos llaman el alma o espíritu.

El problema con estas dos aproximaciones es que ambas sitúan toda la realidad (material y espiritual) en dimensiones que son parte de la realidad material lo que se contradice con La Teoría Espiritual que plantea la existencia de al menos dos realidades o dimensiones vibracionales distintas totalmente separadas por existir en rangos vibracionales diferentes.

Por esta razón consideramos pertinente aclarar cuál es el concepto de dimensiones que utiliza La Teoría Espiritual en su modelo teórico que eventualmente podría ser de utilidad para aclarar un poco ese panorama, al menos para los lectores y seguidores de esta teoría.

¿Existe un lugar o espacio para la realidad material y otro para la realidad espiritual?

No, todo lo que existe está contenido en un solo lugar o espacio infinito. Para entender claramente el modelo de La Teoría Espiritual debemos partir de un principio fundamental: SOLO EXISTE UN LUGAR O ESPACIO INFINITO, y en ese lugar o espacio único esta contenido todo lo que existe material y espiritualmente.

Esta idea es muy importante para que el lector pueda hacerse a una imagen mental manejable y comprensible. Imagine el lector que todo lo que existe, desde el universo a otros posibles universos paralelos, incluidos los espíritus y El Creador o Dios…todos existen en ese único lugar o espacio infinito. Sin embargo aunque materia y espíritu existen simultáneamente en ese mismo lugar una es invisible a la otra  porque vibran en rangos muy diferentes de tal forma que cada una existe en su propia realidad sin afectar a la otra.

Es como si en una misma habitación vacía de nuestra casa pusiéramos a una persona y un espíritu simultáneamente, ambos existen en el mismo lugar o espacio, pero ambos vibran tan diferente que su existencia transcurre como si el otro no existiera, no se ven, no pueden chocar uno con el otro, pueden incluso estar estacionadas exactamente en el mismo punto de la habitación sin ningún problema.

Nota: la palabra espacio debería ser la correcta para designar este lugar o espacio, pero entonces debemos aclarar que con el termino espacio no solo nos estaremos refiriendo al espacio creado en este universo tras el Big Bang, sino al espacio infinito que contiene la totalidad de la existencia. De cualquier forma seguiremos utilizando lugar y espacio infinito como sinónimos.

Claro hay dos pequeños detalles a considerar sobre en el ejemplo, primero el lugar o espacio no se limita a una habitación sino que se extiende infinitamente en todas direcciones y segundo todo parece indicar que los elementos que vibran de  forma más elevada o armónica pueden percibir claramente todo lo que vibra de forma más baja o desarmónica, pero no a la inversa. Así que un espíritu puede percibir la materia pero nada material puede percibir a los espíritus.

¿Que Existe En ese Lugar o Espacio Infinito?

En este lugar o espacio infinito existen simultáneamente dos tipos de elementos esenciales: Materia y Espíritu cada uno en dimensiones vibracionales distintas.

¿En que se parecen materia y espíritu?

Se parecen en que ambos están hechos del elemento primario o creado, es decir tanto espíritu como materia están hechos de elementos espirituales, solo que mientras en la dimensión vibracional espiritual existen espíritus y partículas espirituales en la dimensión material solo existen partículas espirituales sumamente desarmónicas y por tanto vibrando de forma extremadamente baja a las que llamamos partículas materiales fundamentales. Estas serian (por ahora y de acuerdo con el modelo Estándar de la física) los quarks, leptones y bosones de que esta hecho todo lo material que existe.

De hecho, de acuerdo con La Teoría Espiritual la materia aparece cuando una masa enorme de partículas espirituales pierde tanto estado de armonía que ya no vibran en la dimensión espiritual y pasan a vibrar (existir?) en una dimensión vibracional mas baja…esa dimensión vibracional  mas baja seria la dimensión material.

¿Si materia y espíritu existen simultáneamente en el mismo lugar por qué no vemos los espíritus? ¿Por qué los espíritus no aparecen en las ecuaciones que describen el mundo?

Para responder a esta intrigante cuestión La Teoría Espiritual explica que cada dimensión vibracional existe dentro de un rango vibracional específico por fuera del cual ya no se pertenece a esa dimensión sino a otra dimensión vibracional. Para dar un ejemplo, la dimensión material sería todo lo que vibra en valores de 1 a 10, mientras que todo lo espiritual vibra en valores de 11 en adelante.

En un ejercicio hipotético imaginemos dos espíritus amigos uno al lado del otro en la dimensión espiritual, Supongamos que uno de ellos pudiera a voluntad bajar mucho su vibración, cuando ese valor caiga de 11 a 10 su espíritu amigo lo verá desaparecer de su lado y aunque lo busque no podrá encontrarlo. Mientras que para el espíritu que bajó su vibración a 10 es su amigo y todo lo que existe en la dimensión espiritual lo que de pronto desaparece para verse a sí mismo existiendo en un lugar nuevo. Ese nuevo lugar es la dimensión material. En realidad no se fue para ningún lugar solo dejó de vibrar en la dimensión espiritual y paso a vibrar a la dimensión material.

¿Es la dimensión material una especie de zona limitada dentro de la dimensión espiritual?

No. Si así fuera ambos elementos –los espirituales y materiales- compartirían las mismas propiedades, entre ellas un mismo rango vibracional, lo que significa que podrían “verse” el uno al otro. Además, cuando un espíritu estuviera cerca a nosotros podría ser detectado por aparatos de detección sofisticados y hasta podríamos eventualmente atrapar espíritus con campos magnéticos muy potentes por ejemplo. E incluso si espíritu y materia compartieran la misma dimensión material entonces hasta una bomba podría afectar al espíritu y ese no es el caso.

La dimensión material no es una zona dentro de la dimensión espiritual sino una dimensión aparte que existe en otro rango vibracional y posee otras propiedades.

¿Cuándo los científicos hablan de la existencia de otras dimensiones más allá de las tres dimensiones físicas conocidas, se refieren a la dimensión espiritual también?

No, solo se refieren a dimensiones físicas extras, pero no a la espiritual. Es decir, que de acuerdo con La Teoría Espiritual pretender ubicar la existencia del espíritu en alguna de esas extra dimensiones materiales es incorrecto, porque el espíritu no es materia ni existe o vibra dentro de la dimensión material.

¿Si pudiera viajar a velocidades inmensas por el universo material a donde llegaría?

Si existiera una nave capaz de viajar a muchas veces la velocidad de la luz, hipotéticamente podríamos llegar hasta lo que podríamos llamar el borde del universo que se expande. Y si hipotéticamente pudiéramos atravesar ese borde exterior del universo en expansión literalmente saldríamos de este universo para entrar en un espacio “por fuera del universo” donde no aplicarían las leyes del universo conocido. Pero aun así seguiríamos estando en la dimensión material.

 ¿Qué veríamos en ese lugar o espacio por fuera del universo?

En teoría no solo podríamos ver a la distancia nuestro universo que se expande sino que seguramente podríamos ver otros universos expandiéndose también, si es que la teoría de los multiversos es correcta. Desde ese privilegiado lugar por fuera de nuestro universo veríamos muchos universos  como burbujas que se inflan más y más.

De acuerdo con La Teoría Espiritual cada uno de esos universos estaría hecho de partículas materiales fundamentales que vibran dentro del rango de la dimensión material, sin embargo la materia de esos otros universos en expansión (si existen) no necesariamente tendría las mismas propiedades de este universo. Sus partículas materiales podrían vibrar de otra forma y por tanto tener otras propiedades y leyes físicas.

Lo que si esperaríamos que sucediera en esos otros universos es que la materia eventualmente se organizara de acuerdo con sus propias leyes físicas dando origen a estructuras de complejidad creciente donde también serian atraídos y encarnados elementos espirituales apropiados a esa complejidad.

Eventualmente en alguno de sus planetas aparecería la vida con tal nivel de complejidad que en ella encarnarían también espíritus unidad con la misma o mayor inteligencia y consciencia de sí misma que los seres inteligentes de este universo.

¿Si pudiera viajar muy, muy lejos dentro de la dimensión material, podría llegar a encontrar donde termina lo material y empieza lo espiritual?

No, porque lo espiritual no es una subdivisión del espacio material (o viceversa) sino otra realidad que existe en otro rango vibracional, uno que está por encima del rango vibracional máximo de la dimensión material.

¿Qué debo hacer entonces para entrar con mi nave en la dimensión espiritual?

En otro hipotético de la imaginación diríamos que para poder entrar con esa nave a la dimensión espiritual necesitaríamos elevar la vibración de esa nave y todo lo que contiene hasta un valor que supere el máximo valor vibracional de 10 (en el ejemplo) de la dimensión material.

Es decir, si esa nave y todo lo que tiene pudiera vibrar con un valor de 11 o más entonces automáticamente dejaría de pertenecer a la dimensión material y pasaría a pertenecer a la dimensión espiritual.

Sin embargo, no existe ecuación, aparato o tecnología capaz de lograr eso, simplemente porque la vibración a que nos referimos es el resultado de la expresión de los atributos Amor-Inteligencia-Libertad de los componentes esenciales. Así que la elevación en vibración no es solo un aumento en la oscilación en el espacio-tiempo sino el resultado de la evolución natural de cada una de las partículas materiales fundamentales que hacen parte de los átomos de esa nave de forma SIMULTANEA, lo que es prácticamente imposible dada la libertad natural de cada una de ellas.

¿Entonces como es posible que cuando alguien muere su espíritu si pueda volver a la dimensión espiritual?

Hay que aclarar esto. Los espíritus y partículas espirituales que encarnan nunca han abandonado la dimensión espiritual. Aún encarnadas siguen perteneciendo a la dimensión espiritual solo que quedan bajo los efectos envolventes de los elementos espirituales encarnados en el cuerpo. Pero cuando el cuerpo muere y se descompone, esos efectos cesan y el espíritu recupera su libertad espiritual.

Resumiendo: 

Solo existe un lugar o espacio infinito y en el coexisten al menos dos dimensiones vibracionales, la espiritual y la material, cada una vibrando en un rango vibracional, más bajo para las cosas materiales y más elevado para las cosas espirituales.

Nuestro universo es solo una de varios posibles universos todos expandiéndose como burbujas dentro de la dimensión material y todos hechos de elementos espirituales cuya vibración es muy baja para existir en la dimensión espiritual y por lo tanto han pasado a existir a la dimensión material. Aunque todo volverá algún día a existir de nuevo en la dimensión espiritual, ya que todo evoluciona.

En la dimensión material existen al menos tres dimensiones físicas mas una de tiempo, sin embargo es posible que existan otras dimensiones –llamémoslas- materiales que también son físicas y no se relacionan con las dimensiones vibracionales espiritual y material que describimos en La Teoría Espiritual.

Author: ISRSP

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *