Si a este universo no puede entrar ni salir materia-energía que pasaría entonces con el fenómeno de la desencarnación de la que habla la TE?

Si a este universo no puede entrar ni salir materia-energía que pasaría entonces con el fenómeno de la desencarnación de la que habla la TE?

Si a este universo no puede entrar ni salir materia-energía que pasaría entonces con el fenómeno de la des encarnación de la que habla la TE? O sea, el espíritu permanecería en este mismo universo solo que se desconectaría del cuerpo que lo une a la dimensión material?

Puesto que la encarnación significa la unión de un espíritu que está en la dimensión espiritual con un cuerpo que está en la dimensión material, entonces cuando sobreviene la des encarnación lo que realmente sucede es que esa unión de ambos se rompe y el cuerpo continua existiendo en la dimensión material a la que pertenece mientras que el espíritu queda libre en la dimensión espiritual que es su dimensión. El espíritu no queda libre en la dimensión material porque el espíritu NO ESTA EN LA DIMENSIÓN MATERIAL. ESTA EN LA DIMENSIÓN ESPIRITUAL. Y recuerda las dimensiones están separadas, vibran en rangos distintos y por ende no se ven ni se tocan una a la otra. Solo a través de la encarnación puede existir algún tipo de puente entre ambas.

Sin embargo has tocado un tema interesante, el de los espíritus que una vez desencarnados cuando son evocados o incorporados en médiums sostienen que aun están en la dimensión material. Kardec por ejemplo publico muchas historias donde se evocaban espíritus de personajes que habían desencarnado recientemente (sobre todo de suicidas) y estos parecían confundidos mostrándose convencidos de que aun estaban vivos físicamente y conectados a su cuerpo. Algunos incluso pedían que una mano caritativa acabara de una vez por todas con su vida física para poder alejarse del cuerpo encerrado en el ataúd.

Estas historias aunque suenan algo macabras encierran una realidad que es contemplada por la TE y se refiere a la fuerte relación que algunos espíritus desarrollan con su cuerpo y las cosas materiales en general. Un apego que les impide recobrar completamente la libertad a la hora de la desencarnación. Es como si después de la desencarnación aun mantuvieran una fuerte atracción por el cuerpo que les sirvió para sus actos equivocados y los tesoros y lujos a los que consagraron su vida sin mayor enfoque en su superación espiritual.

Este fuerte apego a las cosas físicas parece crear un lazo vibracional muy fuerte entre el espíritu y la “materia” que persiste mas allá de la muerte o desencarnación. Y así, cuando estos espíritus desencarnan no logran separarse completamente de estos objetos físicos y permanecen en su cercanía, como si los cuidaran o como si quisieran recuperarlos.

Esta aparente contradicción de un espíritu de la dimensión espiritual apegado a la materia que está en la dimensión material y por tanto completamente separada de aquella, se resuelve cuando se considera la verdadera extensión del fenómeno de la encarnación. Si bien estamos acostumbrados a llamar encarnación solo a la unión del espíritu (como tú y yo) al cuerpo humano, la realidad que nos plantea la Teoría Espiritual (TE) es que la encarnación ocurre en prácticamente todos los niveles de complejidad de la materia.

Recordemos que además de espíritus completos también existen las llamadas Partículas Espirituales (PEs) que son los fragmentos de espíritus que han chocado en estado de desarmonía. Y puesto que nada es estático en la existencia sino que todo está sometido a una de las más importantes leyes emanadas del creador, cual es la ley de la evolución, entonces es de esperar que tanto espíritus completos como PEs evolucionen hacia estados de mayor armonía. Y una forma de adquirir esos estados de mayor armonía es a través de la encarnación.

Así, no solo encarnan espíritus en humanos, sino que también encarnan PEs en animales, células, moléculas, átomos, etc. Es decir, que toda la materia esta permeada de componentes espirituales. Toda forma de materia por sencilla que sea posee una especie de alma a través de encarnar PEs. Pero –y esto es muy importante entenderlo– todas esas PEs encarnadas al igual que los espíritus como tú y yo NO ESTÁN EN LA DIMENSIÓN MATERIAL, TAMBIÉN ESTÁN EN LA DIMENSIÓN ESPIRITUAL.

Imagina esto, si cada átomo, molécula, célula órgano y cuerpo que existe en el universo posee esas PEs encarnadas, entonces es de esperarse que a nivel espiritual exista una especie de copia espiritual de todo lo que existe materialmente. Un vaso, un plato, una mesa, una habitación, una casa, un edificio, un cuerpo vivo, una galaxia, todo, absolutamente todo lo físico posee una copia a nivel espiritual, más exactamente en la dimensión transicional que es donde se ubican los espíritus y PEs que encarnan.

Así las cosas, esos espíritus que desencarnan con fuerte apego a la materia no es que estén realmente cerca a las cosas materiales que dejaron atrás sino que están cerca a la copia espiritual de estos. Y eso tiene lógica. Lo material no es visible para ellos pues está en otra dimensión distinta a la espiritual, pero las copias espirituales de todo lo físico si es visible para ellos pues está en su misma realidad de existencia. Y cuando esos espíritus ven las copias espirituales de sus tesoros, sus cuerpos, etc., es como si las estuvieran viendo físicamente, pues las perciben a través del mismo mecanismo que percibían lo físico cuando estaban encarnados. Por eso se confunden, porque perciben prácticamente lo mismo que percibían físicamente, pero en realidad ya no están unidos a la materia. Es lo mismo que pasa con los seres más materialistas. Es sabido que cuando desencarnan aun insisten que lo espiritual no existe y usan como prueba de ello que aun siguen percibiendo todo físicamente concluyendo que la muerte es en realidad un cambio de estado físico.

Bueno, espero haberte aclarado un poco el tema. Sigue planteando tus dudas que con gusto las resolveremos.

Eduardo

Author: ISRSP

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *