¿Pueden los animales percibir a los espíritus?

<ahref=”http://www.cienciaespiritual.com/wp-content/uploads/2017/02/IMG-20170218-WA0000.jpg”>IMG-20170218-WA0000

En este artículo pretendo mostrar el hecho conocido de los animales que poseen un “sentido raro”, que puede encontrar una explicación con base en la Teoría Espiritual. Pretendo responder a la pregunta ¿por qué los animales poseen bastante más desarrollada la mediumnidad que la mayoría de los humanos?

A quienes tienen o han tenido mascotas tal véz les haya ocurrido que cuando llegan a su casa y sin abrir la puerta aún, escuchan como su mascota les avisa desde el patio interior que ha notado su presencia. Un exceptico podría intentar explicar el hecho sobre la base de que los animales poseen un sentido del olfato mucho más desarrollado que los humanos. Sin embargo ésto no explica muchos de los eventos paranormales que se presentan a diario en los que un animal está involucrado. Cierto día mi madre se encontraba de visita en casa de su amiga la señora Blanca, quien vive con su hijo Fredy, este último tenía como mascota una perrita que lo ha acompañado por varios años. Cuenta mi madre que en cierto momento la mascota comenzó a ladrar y a saltar al lado de la puerta que conduce a la calle sin un motivo aparente; se le notaba muy ansiosa, mi madre preguntó a su amiga que le pasaba a su mascota y ella le contestó que debía estar por llegar su hijo Fredy. En efecto a los 5 minutos llegó él y la mascota se retiró de la puerta. Desde luego cabe la posibilidad que haya una explicación científica que nos permita comprender el comportamiento de la mascota; los perros poseen un sentido del olfato bastante más sensible que el de los humanos, podríamos suponer que la mascota percibe el olor de su dueño desde mucho antes que este llegue a casa. Sin embargo hay que tener en cuenta que cinco minutos antes, el sujeto se encontraba apróximadamente a unos 600 metros o más, con una gran cantidad de personas a su alrededor, buses, carros, negocios de comida y tiendas que constituirían una barrera difícil de superar para las moléculas que transportan su aroma.

Nos preguntamos: ¿existe o no un sexto sentido en los animales para predecir algunos eventos? ¿Que clase de eventos? He podido identificar diferentes situciones en las que los animales parecen predecir lo que va a ocurrir, estas son: la próxima llegada de una persona con quien tiene un lazo afectivo fuerte, y una situación que represente un peligro para su vida o la vida de su dueño.

Es conocido por la comunidad científica que muchas especies de animales reaccionan con anticipación a la ocurrencia de terremotos o catástrofes naturales. Científicos como la doctora Rachel Grant han realizado estudios en los que se ha podido evidenciar que principalmente los animales acuáticos, semi-acuáticos y de madrigueras podrían ser capaces de sentir y responder a movimientos de las capas tectónicas con varios días de anticipación. Hay hechos reveladores como que el número de animales muertos fuera menor que el de víctimas humanas. Se ha podido comprobar que los animales experimentan un alto estrés durante los días anteriores a la ocurrencia de sismos.

En 1975, en la zona de Haicheng en China, se pudo observar como muchas serpientes salían de las madrigueras un mes antes de que la ciudad fuera golpeada con un terremoto de gran magnitud. Como este caso, se han reproducido varios en la historia. La mayoría en zoológicos, lugar dónde para los investigadores han sido más sencillo realizar sus estudios a los científicos. De hecho en la provincia de Cantón se utilizan a los animales como sensores de terremotos, ya que se constituyen en una herramienta ideal pues estos migran de sus madrigueras antes que comience a temblar.

En todos los casos no había respuesta científica. Quedaba claro que los animales tenían o poseían una percepción rara por la que predecían los temblores o terremotos antes que el hombre. ¿Poseen algunos animales un sexto sentido? ¿Cómo opera este sentido extra? Según la comunidad de científicos ciertos animales pueden detectar los cambios químicos que se producen en las aguas subterráneas cuando un terremoto está a punto de acontecer. La investigación comenzó una vez que los científicos observaron como una colonia de sapos abandonaba su estanque en L´Aquila (Italia) en el año 2009, días antes de que se produjera el terremoto. La bióloga Rachel Grant publicó su tesis a partir de este estudio y posteriormente la NASA contactó con ella. La NASA se preguntaba si estos cambios estaban relacionados con el éxodo masivo explicado en la tesis de la doctora.

El trabajo de investigación que llevaron en conjunto reveló que estos cambios estaban conectados y que la corteza de la Tierra podría afectar directamente a la química de la laguna donde vivían los sapos. Las rocas que se encontraban con estos grandes niveles de estrés liberaban partículas cargadas que salían y se expandían, llegando a la superficie de la Tierra y reaccionando con el aire, convirtiéndose finalmente en iones. La reacción terminaría en el agua transformándose en peróxido de hidrógeno. Si bien esta es una hipótesis plausible, no está del todo confirmada y no explica satisfactoriamente por qué animales no acuáticos o semiacuáticos parecen huir de sus madrigueras días antes de la ocurrencia de un terremoto.

Desde la perspectiva de la Teoría Espiritual (TE) podemos intentar dar una explicación a estos hechos que parecen sugerir que los animales poseen más desarrollada la mediumnidad que la mayoría de los humanos. Sabemos que el cerebro de los animales es mucho menos complejo y de tamaño más reducido que en los humanos, lo que nos permite inferir que la mente de los animales posee una estructura diferente a la nuestra; por lo tanto las funciones de la mente espiritual en los animales debe diferir de las de la mente en los humanos. Es posible que en los animales no opere de la misma manera el bloqueo que impide al ente encarnado comunicarse con el mundo espiritual al que pertenece. Los animales no poseen la misma capacidad para razonar que los humanos, por lo tanto podría ser que sus cerebros no hayan evolucionado de la manera en que si lo hizo el de los humanos, hacia un cerebro cuya mente espiritual bloquea la capacidad del encarnado para relacionarse con el mundo espiritual que lo rodea. Pero suponiendo que en efecto loa animales poseen la mediumnidad estimulada, ¿cómo se explica que un movimiento de capas tectónicas, que es un evento netamente físico, pueda ser percibido por la mente? Con base en los mismos principios de la TE que permiten explicar de que manera una entidad espiritual encarnada experimenta una experiencia cercana a la muerte, también puede percibir los eventos que suceden en el plano físico, para luego narrarlos una vez recupera la consciencia.

Sabemos que la materia es de origen espiritual, es decir, que la materia esta compuesta por elementos espirituales que vibran de manera distinta. La materia por lo tanto puede atraer y encarnar a elementos espirituales que le son afines; es como si las estructuras de materia que existen en el plano físico tuvieran asociada a estas una estructura igual compuesta por elementos espirituales. Una entidad espiritual encarnada apoyada en su mediumnidad podría percibir cuando ocurren cambios significativos en la estructura de la materia, ya que existe un sin número de partículas espirituales encarnadas en esta, que emiten en todo momento vibraciones espirituales que brindan información sobre su estado. Recordemos el post publicado en este mismo sitio, donde una medium narraba como pudo percibir que su madre estaba sufriendo un derrame cerebral. Ella veía a la visión espiritual como una sombra que cubría la mitad izquierda del cerebro de su madre. También recordemos que su hermano médico desde su consultorio en el sanatorio donde trabajaba, pudo percibir mediumnímicamente que un coagulo que se había desprendido de su corazón, le había ocasionado a su madre un derrame cerebral.

Los animales poseen un cerebro màs pequeño y menos complejo que el de los humanos, por lo que podemos suponer que la mente espiritual de los animales asociada a este, es por consiguiente más pequeña y en cierto modo menos compleja que en los humanos, esto sin duda alguna afecta la manera en que la mente interactúa con la entidad encarnada; cabe preguntarnos entonces: ¿habrá evolucionado la mente de los animales de la misma manera que en los humanos? Creo que no.

Sabemos que durante la evolución de los hominidos para convertirse en humanos, se llevó a cabo un proceso de selección natural que permitió a los más aptos prevalecer y heredar sus genes a sus próximas generaciones; dicha selección excluyó a aquellos que podían mantener una comunicación permanente con el mundo espiritual de dónde provenían y a aquellos que podían recordar su pasado espiritual, debido a que no eran aptos para sortear las dificultades que tenían que superar para sobrevivir en un ambiente altamente competitivo y hostil. Era inevitable que su permanente comunicación con el mundo espiritual los distrajera de las tareas que debían realizar para sobrevivir y terminaran pereciendo muy temprano.

Pero en lo que respecta a los animales es posible que éste proceso de selección natural no se halla llevado a cabo de la misma manera, debido a que los animales por estar dirigidos espiritualmente por un Elemento Espiritual inferior a la unidad espiritual de los humanos (una Partícula Espiritual), no desarrollaron la consciencia y la razón de la misma manera que los humanos. Por lo tanto, el contacto con el mundo espiritual -del cual se desprenden las Partículas Espirituales para encarnar-  no les afectó en la misma forma que a nosotros y por tanto no altero de manera significativa su capacidad para sobrevivir en las duras y exigentes condiciones de la prehistoria. Seguramente los animales percibían con ayuda de su mediumnidad imágenes o sonidos que provenían del mundo espiritual, lo cual no les es extraño para nada, pero estos no se detenían a meditar sobre esas experiencias, simplemente las asociaban a su cumulo de información sensorial para ayudarse en la dura tarea de sobrevivir.

Los seres humanos sin embargo, si razonaban sobre los eventos que les habían sucedido en el día y seguramente buena parte de su tiempo de vigilia lo dedicaban a meditar y a dialogar con sus pares sobre sus experiencias paranormales, dejando menos tiempo para reflexionar sobre sus estratégias para sobrevivir y las lecciones aprendidas; además muchas veces sus distracciones por la permanente comunicación con el mundo espiritual los hizo presa fácil de sus depredadores. Todo lo anterior colocó a los humanos con la mediumnidad desarrollada en evidente desventaja frente a aquellos que no tenían la misma capacidad para comunicarse con el mundo espiritual.

En la actualidad la mayoría de los seres humanos estamos expuestos a menos peligros que en nuestro pasado prehistórico, este cambio en nuestro entorno y modo de vida seguramente a diferencia del pasado, favorecerá la supervivencia de aquellos que posean su mediumnidad desarrollada, con ayuda de la cual podrán allegar el conocimiento necesario para comprender cual es nuestro propósito en la vida, de dónde venimos y para dónde vamos.

Author: ISRSP 2

Físico de la Universidad Nacional de Colombia, Especialista en Protección Radiológica y Seguridad Nuclear de la Universidad de Buenos Aires Argentina. Investigador independiente del fenómeno espiritual desde el año 1.982.

Share This Post On

1 Comment

  1. El planteamiento es interesante, y cierra el círculo sobre un órgano de naturaleza espiritual pero cuya función cada vez parece apuntar más hacia un papel que va mas allá de la simple intermediación en la comunicación cerebro-espíritu o cuerpo -espíritu; se trata del órgano llamado la mente.

    La mente dentro de la Teoría Espiritual, a diferencia de lo que proponen las teorías científicas, es el órgano que emerge de la integración funcional de las Partículas Espirituales (PEs) encarnadas en las células del cerebro, por lo que cerebros mas complejos suelen conducir a mentes mas complejas. De ahí que la mente del ser humano es mas compleja que la mente de los animales. Pero en la Teoría Espiritual (TE) la mente no incluye el estado de consciencia (de ser consciente de uno mismo) como si lo proponen las teorías científicas de la mente. En la TE introducimos la existencia de un elemento adicional y fundamental portador de la conciencia y la inteligencia, el espíritu.

    En la TE la mente, por su origen directo en las PEs encarnadas en las células del cerebro, posee una existencia que a su vez depende de la integridad del cerebro. Si el cerebro se altera, también se altera la mente y si esa alteración es muy profunda puede o conducir a la desencarnación del espíritu (muerte del cuerpo) o a una profunda alteración de sus funciones.

    Si asumimos que parte de las funciones de la mente se relacionan con el bloqueo de memorias del pasado del espíritu y de su capacidad de comunicarse con el mundo espiritual, entonces es fácil entender lo que le sucede a algunas personas que tras un accidente que altera su cerebro despiertan hablando otros idiomas, interpretando instrumentos que no sabían en esta vida, etc. En esos casos la alteración del cerebro conduce a una alteración de la mente que seguramente involucra zonas relacionadas con el control de esas memorias del pasado que incluyen habilidades aprendidas, etc.

    También a través de esta relación directa cerebro-mente podríamos explicar por qué personas en la agonía de su vida, cuando su cerebro sufre un deterioro incrementado, de pronto comienzan a ver a los espíritus de sus familiares ya fallecidos o a recordar detalles olvidados de su vida. En estos casos la mente como resultado de la muerte progresiva del cerebro, pierde la capacidad de mantener al espíritu encarnado aislado de la realidad espiritual, liberándolo así para percibir con claridad las vibraciones de esa dimensión.

    En el caso de los animales, es seguro que el poder percibir espiritualmente los movimientos que preceden a un evento catastrófico constituye una gran ventaja de supervivencia que no se ve alterada por los mismos mecanismos de bloqueo de los humanos.

    Aun queda mucha tela que cortar en este asunto, pero este post constituye un excelente punto de partida para enfocar la discusión.

    Post a Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *