No Llores Sobre su Tumba, Ya No Está Ahí.

Hay o no hay consecuencias por lo que hacemos o dejamos de hacer? Nos llevamos algo con nosotros al morir? O mas impirtante aún, Sobrevive algo de nosotros a la muerte del cuerpo? Y si asi sucede, qué es? Es una energía? Una copia de nosotros o será posible que en verdad el cuerpo sea sólo un vestido temporal que alberga lo que somos en su totalidad y en realidad tras la muerte seguimos existiendo como almas o espíritus?
Conozco muchisimos que ven a las almas o espíritus, los describen y hablan con ellos.

Dicen que los moribundos pueden ver a sus seres queridos ya fallecidos que vienen por ellos, que los ayudan en su transición de regreso a la casa espiritual, la casa de las almas, y no es solo una historia de películas. De hecho ya sucedio en nuestra familia. Los últimos dias de mi tía Serena fueron muy activos charlando con sus hermanos y hermanas ya fallecidos, incluida Julita, mi abuela materna, que apareció en la vispera de su partida. Hablaba con primas, vecinos y amigos, todos seres cuyos cuerpos ya fueron reducidos al polvo de los años, pero cuya escencia, la totalidad de lo que eran, continúa su existencia en forma de espíritus. Y es obvio, que cruel habria sido que Dios nos diera solo una existencia para alcanzar la perfección en un mundo tan cruel y despiadado como este. No, estoy seguro que en su inteligencia infinita El Creador no solo nos da una, sino todas las vidas que sean necesarias hasta que alcancemos la perfecta armonía que nos llevará hasta Él.

Por eso la muerte no me duele ni me asusta, me duele irme y dejar sufriendo a los que me sobreviven, me duele irme sin hacer todo el bien del que soy capaz, me duele el dolor de mi madre, de mi hermana y de mi hermano, pero no me duele partir porque se que es sólo un regreso a casa antes de continuar el camino.
El espíritu existe y eso somos. La reencarnación existe y eso es un hecho, o sino, preguntenle a los miles de niños que entre los 3 y 7 años de edad cuentan historias verificables de quienes eran antes de esta vida, dónde vivian, como se llamaban, que hacian, quienes eran sus familiares, de qué murieron y hasta quien los asesinó. Preguntense dónde o como un tipo de vida mediocre como Amato, de pronto despierta de un accidente convertido en un virtuoso de la música (http://www.quo.es/salud/casos-extranos-enfermedades-mentales/casos-neurologicos-extranos-savant), algo solo posible si eso lo hubiera aprendido en una vida anterior. O como alguien despues de otro accidente despierta tambien hablando en chino y hasta termina teabajando en un programa de tv (https://youtu.be/L2LpiMR2wME), algo de nuevo solo explicable si aceptamos que vivió ya antes y entonces aprendió ese idioma (https://youtu.be/L2LpiMR2wME).
No, no son solo ideas de locos. La existencia del alma y la reencarnacion son un hecho y un enorme consuelo de que la vida no es sólo un tiempo perdido que se desvanece con la muerte. La vida es una oportunidad de ser cada vez mejores. Tambien es el consuelo de que nuestros seres queridos no yacen en el fondo del hoyo frio y oscuro de la tumba sino que existen como espiritus en el mundo espiritual que nos rodea, en compañia de muchos otros que los precedieron y que todos juntos velan por nosotros.

Que hermosa y consoladora es esa idea de la supervivencia del alma y que hermosa esperanza es saber que Dios no decidira nuestra suerte eterna sólo con esta vida, sino que tendremos otras oportunidades de seguir progresando. Esa si es una verdadera expresión de amor infinito del padre y creador.

Author: ISRSP

Share This Post On

1 Comment

  1. “Aquí no se descansa, ni se duerme, porque morir no es dormir, no es soñar. Aquí solo reposa el polvo inerte, el alma buscadla más allá.”

    Este epitafio publicado en la tumba de Vivaldi resume de manera poética nuestra posición respecto a la muerte o desencarnación. He visto y percibido a los espíritus, he comprobado la acción perturbadora sobre mi mente del mundo espiritual en el error y he comprobado la ayuda de los espíritus del Bien para liberarme del asedio del error. Todo esto me permite afrontar mi existencia con la certeza de que sin importar los retrocesos en mi camino, siempre habrá una oportunidad para replantear las cosas y dar un giro a mi existencia.

    Post a Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *