Modelo General del Estado de Confusión y Olvido del Pasado durante la Encarnación

 

Uno de los aspectos fascinantes de la ciencia es la forma elegante como el conocimiento se va conectando para mostrarnos una imagen más completa, lógica y clara de la naturaleza y de como todo funciona en un perfecto orden. Y dentro de la Ciencia Espiritual sucede lo mismo.

Durante los últimos 3 años, hemos estado estudiando detalladamente los textos de Kardec, especialmente los ejemplos donde se describen los diálogos con espíritus de todas las condiciones, en busca de más información, de más hechos. Buscamos hechos creíbles que aunados a los hechos que ya conocemos a través del estudio de la ciencia espiritual con la ayuda de infinidad de médiums nos ayuden a entender los distintos aspectos relacionados con el fenómeno espiritual. Y creemos que esta búsqueda ha dado sus frutos.

Quien no se ha preguntado ¿Por qué estoy encarnado? ¿Por qué si yo soy un espíritu de existencia infinita tengo que vivir una experiencia en un cuerpo hecho de materia que se desgasta, duele y eventualmente muere? ¿Por qué si soy un espíritu con un pasado muy, muy largo no recuerdo nada? Más aun, se dice que cuando el cuerpo duerme el espíritu se emancipa, se libera del cuerpo temporalmente, pero he aquí algo irónico, cuando duermo no me reconozco ni puedo reconocer lo que sucede a mi alrededor. Durante las horas de sueño todo es muy confuso, fantasioso, surrealista… ¿Por qué? Si durante el sueño se supone que yo, -el espíritu-, se libera de cuerpo, ¿Por qué entonces no soy plenamente consciente de ello?

Después de darle muchas vueltas al asunto, hemos logrado elaborar un modelo creíble que se integra perfectamente con el modelo general de La Teoría Espiritual. A esta nueva teoría la hemos llamado MODELO GENERAL DEL ESTADO DE CONFUSIÓN Y OLVIDO DEL PASADO DEL ESPÍRITU. Trataremos a continuación de describirla en forma concisa y sencilla para la audiencia con base en la Teoría Espiritual (TE). Puesto que esta es un modelo extenso y complejo, trataremos de no entrar en detalles más allá de lo estrictamente necesario.

Somos espíritus encarnados, no nos quepa la menor duda. Todos los estudios con médiums han demostrado que somos en esencia espíritus dotados de inteligencia y consciencia de sí mismos. Que fuimos creados alguna vez pero que nuestra existencia a partir de entonces es infinita. Como espíritus vibramos y esa vibración nos ubica en la dimensión espiritual, que es distinta a la dimensión material donde está la materia. Por eso no podemos detectar espíritus con los sentidos físicos ni con aparatos diseñados para detectar cosas materiales, simplemente porque los espíritus no son materia ni existen en la dimensión material.

Aunque materia y espíritu están separados por existir en dimensiones distintas, la realidad es que la materia en su evolución creó la vida y con la vida surge el fenómeno de la encarnación. Así es, encarnamos por que existen cuerpos que al formarse nos atraen y nos encarnan. Para que ocurra encarnación debe haber un cuerpo y solo entonces un espíritu lo viene a habitar, eso es un hecho lógico, así que es el cuerpo el que crea las condiciones para la encarnación. Y aquí es donde comienzan a aclararse todas las preguntas con las que comenzamos este ensayo.

La materia la dominan los genes, que a su vez son dominados por las Partículas Espirituales (PEs) encarnadas en ellos. Estas PEs son como el alma humana pero diminuta y con menos inteligencia y consciencia de sí mismas. Es bueno recordar que de acuerdo con la TE en cada ser vivo desde la gran ballena hasta los organismos unicelulares hay un alma proporcional a su órgano principal de encarnación, -que es el cerebro en los organismos grandes y es el núcleo celular con sus genes en las células-.

Cuando una mujer se embaraza, pone en marcha una serie de complejos mecanismos que conducirán eventualmente a la encarnación de un espíritu. Espíritu que vendrá a ocupar y dirigir ese pequeño cuerpo que ya está creciendo. Pero no nos equivoquemos, ese cuerpo no le pertenece al espíritu, ese cuerpo le pertenece a la materia, es decir, a las PEs de los genes de esa materia; esas PEs son las verdaderas dueñas del cuerpo y como tales desean que ese cuerpo sea exitoso de tal forma que les ayude a perpetuarse materialmente.

Todos hemos leído, visto y escuchado en programas de televisión acerca de la lucha por la supervivencia. El conejo escondiéndose del halcón para no ser atrapado y comido, la gacela corriendo y saltando para esquivar la manada de leones que tratan de atraparla para alimentarse, etc. En la naturaleza todo es una lucha por la supervivencia del más fuerte, del más ágil, del más astuto, y así mismo ocurre con los humanos. Guardadas proporciones, los humanos también somos animales sujetos de eventual caza para ser comidos por otros animales; en tanto nosotros cazamos a otros animales para comerlos. Pero, con una gran diferencia: los humanos poseemos un alma completa, plenamente desarrollada y por tanto plenamente consciente de sí misma. Y ahí, exactamente ahí, radica el origen de por qué no recordamos el pasado ni podemos tener consciencia plena de nosotros cuando dormidos o estamos inconscientes.

Permítanos poner esto en perspectiva. El ser humano que vive y se expresa es el espíritu, no el cuerpo. Sin embargo es el espíritu el que decide lo que hace el cuerpo y si decide mal el cuerpo se muere, no el espíritu sino el cuerpo; El espíritu sigue existiendo. Así que ante cualquier error de manejo del cuerpo por parte del espíritu, el verdadero perdedor es el mismo cuerpo que entonces muere con su juego de genes que se quedan sin poder pasar a las siguientes generaciones. ¿Qué hizo el cuerpo para resolver ese pequeño inconveniente? Se invento mecanismos para aumentar el compromiso del espíritu con su cuerpo, ¿Cómo? El cuerpo buscó la forma de que nosotros, los espíritus, creyéramos que somos el cuerpo en sí y de esa forma lo que le pasara al cuerpo seria como si nos pasara a nosotros mismos.

Una solución muy astuta porque de esa forma cuidaríamos del cuerpo como si estuviéramos cuidando de nosotros mismos (los espíritus) y buscaríamos a toda costa sobrevivir y dejar descendencia. Sin embargo para lograr ese objetivo los genes debían resolver un problema: el problema de que el espíritu supiera que es espíritu y recordara su pasado. Imaginemos que un día viajamos a china y una familia loca decide que quiere que seamos su hijo, obviamente uno dice que no porque ya tiene otra familia y pertenece a otro país, entonces la única forma de lograr ese extraño objetivo es dándonos algo para que nos olvidemos del pasado, para bloquear todas las memorias del pasado. Así, todas las nuevas memorias que empezamos a acumular a partir de esa amnesia en china, serán memorias acerca de esa familia y el estilo de vida allá. Y así exactamente sucede con el espíritu.

Cuando el espíritu encarna lo primero que el cuerpo hace a través de la estructura de encarnación que es el cerebro, es bloquear sus memorias del pasado; así el espíritu entra a la vida material sin recordar nada de su vida como espíritu o de otras encarnaciones. Es como comenzar de nuevo y al no recordar nada del pasado dedicaremos todas nuestras energías a buscar ser exitosos materialmente. Así ganan los genes del cuerpo pues usan nuestra inteligencia de espíritu para dominar y perpetuarse. De esta manera hemos logrado como espíritus encarnados ser los amos y dominadores de la vida en la tierra, para bien o para mal.

Sin embargo, para que esto fuese más efectivo hubo necesidad de contar con un detalle adicional. Si bien vivimos una vida material sin memorias de nuestro pasado espiritual, lo cierto es que cuando dormimos o nos desmayamos nos separamos del cuerpo. Cuando esto sucede, es de suponer que tendríamos una oportunidad única de reconocernos como espíritus distintos y separados del cuerpo. De ocurrir tal oportunidad perfectamente podríamos entonces darle escasa importancia al cuerpo y eso pondría en peligro su supervivencia. Así que ¿Qué hizo el cuerpo? Astutamente se inventó el estado de confusión, un estado en el cual solo somos conscientes de nosotros mismos cuando estamos despiertos en el cuerpo, pero cuando dormimos o perdemos el sentido, ese mecanismo se activa y vuelve a sumergirnos en el estado de confusión. ¿Quieres saber que es el estado de confusión? Solo recuerda cuando estas dormido y soñando ¿Cómo te sientes? ¿Puedes recordar algo con claridad después? ¿Te puedes reconocer a ti mismo en el sueño? No. No puedes. Durante la inconsciencia el cuerpo nos envuelve con su poder dominante y nos anula; todo lo torna confuso, brumoso, surrealista. Nada tiene sentido, nada es real ni sabemos que hacemos o dónde estamos. Ese estado es el mismo que nos envuelve cuando vamos a encarnar y se mantiene aun después de la muerte por un tiempo, como lo publico Kardec en los testimonios que adquirió a través de médiums.

Poco a poco la Ciencia Espiritual va develando los mecanismos naturales de la encarnación y de la relación espíritu-cuerpo. No es un proceso mágico, tampoco caprichoso; es el resultado de la dinámica natural que surge de la evolución general de todo lo que existe en su búsqueda de la armonía perfecta cuya meta es la dimensión primaria donde reside la inteligencia infinita que gobierna todo lo que existe.

La materia, de acuerdo con la TE, es de origen espiritual; digamos que la materia se origina de elementos espirituales sumamente pequeños y bajos en armonía que adquieren existencia en la dimensión material. Pero ambos, espíritu y materia, deben evolucionar hacia mayores estados de armonía porque esa es una ley universal, y los medios a través de cómo sucede ese cambio está determinado por la libertad de cada elemento. En otras palabras la evolución nos dice que debemos llegar de A hasta B, pero el camino y los obstáculos de ese recorrido corren por cuenta nuestra. Sencillo, ¿No?

Pero, ahí es donde todo se complica porque esa materia atrasada en su armonía guarda una relación especial con muchos de esos espíritus también atrasados en armonía. Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que prácticamente todos los espíritus encarnados poseemos un nivel de desarmonía más o menos pronunciado; y a menos que creas que eres un espíritu perfecto, dotado de excelsas cualidades morales y de una inteligencia diáfana e infalible, eres uno de ellos.

Tal vez hubiéramos podido recuperar la armonía perfecta luego de eones de existencia como simples espíritus en la dimensión espiritual, pero una vez formada la materia por su origen espiritual, todo cambio, porque la materia en su búsqueda de ir del punto A al punto B, libremente se asocio y creo la vida biológica que hoy nos arrastra inevitablemente hacia la encarnación.

 

Author: ISRSP

Share This Post On

5 Comments

  1. NO soy creyente. Pero intento proponer razonamiento a partir de lo que sé de la T. E.

    PARRAFO 1:
    “Cuando el espíritu encarna lo primero que el cuerpo hace a través de la estructura de encarnación que es el cerebro, es bloquear sus memorias del pasado; así el espíritu entra a la vida material sin recordar nada de su vida como espíritu o de otras encarnaciones. Es como comenzar de nuevo y al no recordar nada del pasado dedicaremos todas nuestras energías a buscar ser exitosos materialmente. Así ganan los genes del cuerpo pues usan nuestra inteligencia de espíritu para dominar y perpetuarse. De esta manera hemos logrado como espíritus encarnados ser los amos y dominadores de la vida en la tierra, para bien o para mal.

    REFLEXIÓN:
    Esta es una visión biologisista y darwinista del asunto… spenceriana también. Pero además no explica cómo se resuelve bloquear la memoria del pasado. Tampoco nada asegura que tal interferencia optimice el rendimiento genético. Es interesante en un mundo que ha tomado conciencia de la relevancia de la información, que se piense que hacer una ruptura al reencarnar, optimiza y da ventaja. En términos muy literarios, el vampiro es superior por los siglos acumulados despierto, vivo. El humano no sólo tiene así una afinación, un pulimento de su ser desde la perfectibilidad constante de sus genes, sino de su memoria. Curiosamente los discursos políticos se articulan por la historia del vencedor y promueven la amnesia social. El ‘big brother’ se enmarca en la constante generación de nuevos lugares y recuerdos, bajo la premisa de olvidar con velocidad. Ser joven es no tener memoria. ¿Ser cool es encarnar y no recordar nada? Los humanos NO SON NATURALEZA pese a sus dispositivos biológicos. La memoria es fundamental. No se puede liquidar el tema del olvido de manera tan olímpica.
    Tengo una hipótesis al respecto, que parte según veo, de la propia argumentación de la T.E. La razón por la que no recuerda CON FACILIDAD es porque la afinidad e imbricación de la relación mente-cerebro es tan fuerte y organizada, que se distribuyen funciones: cerebro hardware y mente software. La singularidad en la fabricación inhibe de montar el software en otro hardware pero además, ¿quién tiene todo ese software? Se supone que el espíritu y su peri-cuerpo. Pero a mi modo de ver esto no es dado ni legado a un 100% pues pierde el sentido de la S & H en su relación vital. Entonces, el espíritu, sólo carga para sí aquellos aspectos relevantes muy a la discreción de las emociones y la singularidad de cada unidad encarnada. Un de javu es eso. La perplejidad ante un acto repetido o una sensación o una conversación muchas veces tenida. En síntesis, se olvida EN PARTE porque se cambia de S & H. se recuerda a ratos lo más impactante. Se pueden recordar más cosas pero es todo un trabajo de reingeniería espiritual. La gnosis trabaja en eso y a lo sumo creo que se pueden recordar los trazos generales de la vida pero ya no SE RECATA TODA LA INFORMACIÓN. El palimpsesto del espíritu es limitado. Es imperfecto.

    PÁRRAFO 2:
    Sin embargo, para que esto fuese más efectivo hubo necesidad de contar con un detalle adicional. Si bien vivimos una vida material sin memorias de nuestro pasado espiritual, lo cierto es que cuando dormimos o nos desmayamos nos separamos del cuerpo. Cuando esto sucede, es de suponer que tendríamos una oportunidad única de reconocernos como espíritus distintos y separados del cuerpo. De ocurrir tal oportunidad perfectamente podríamos entonces darle escasa importancia al cuerpo y eso pondría en peligro su supervivencia. Así que ¿Qué hizo el cuerpo? Astutamente se inventó el estado de confusión, un estado en el cual solo somos conscientes de nosotros mismos cuando estamos despiertos en el cuerpo, pero cuando dormimos o perdemos el sentido, ese mecanismo se activa y vuelve a sumergirnos en el estado de confusión. ¿Quieres saber que es el estado de confusión? Solo recuerda cuando estas dormido y soñando ¿Cómo te sientes? ¿Puedes recordar algo con claridad después? ¿Te puedes reconocer a ti mismo en el sueño? No. No puedes. Durante la inconsciencia el cuerpo nos envuelve con su poder dominante y nos anula; todo lo torna confuso, brumoso, surrealista. Nada tiene sentido, nada es real ni sabemos quÉ (TILDE) hacemos o dónde estamos. Ese estado es el mismo que nos envuelve cuando vamos a encarnar y se mantiene aun después de la muerte por un tiempo, como lo publicó (TILDE) Kardec en los testimonios que adquirió a través de médiums.”

    REFLEXIÓN:
    Si me puedo reconocer en los sueños. Distingo colores y aromas. No siempre claro. El sueño es desdoblamiento cuando se toma conciencia dentro del mismo. No es un invento astuto del cuerpo. Es todo lo dicho como hipótesis en el párrafo anterior, más acentuación cultural. Un tibetano no ve truco. Ni un lama ni un maya u otro indígena. El hábito y la racionalidad que imprimió la división naturaleza – hombre se afincó con fuerza en la división espíritu – cuerpo. Por eso, lo de la mente y el alma son cosas en déficit de investigación. Salud pública no es lo psicológico sino lo físico. Tenemos suicidios en cantidad de bajas de guerra, pero no se invierte en los problemas de la mente y el alma o espíritu. Esto da el caldo óptimo para que las religiones acojan a los afectados y a que pululen entidades oportunistas.
    Bueno esta es mi percepción. Me incliné a escribirles porque el tema de memoria es el tema de la historia mirado para su caso desde el olvido como estrategia, a mi modo de ver, la sustentada en la reencarnación.

    Abrazos!

    Post a Reply
    • Te respondo a la reflexión uno por ahora:
      Bueno, yo diría mas bien que es una versión teoriaespiritualista del la encarnación. Sobre cómo se bloquean las memorias, la Teoría Espiritual (TE) infiere que este debe poderse lograr a través de la relación cerebro-mente-espíritu, primero porque para actuar sobre el espíritu el cuerpo debe usar una interface que tenga acción directa sobre el alma y la única conocida es la mente espiritual que nace de la integración funcional de las Partículas Espirituales (PEs) encarnadas en las células del cerebro. El bloqueo de memorias pasadas del espíritu es un hecho que cada uno puede verificar por si mismo, ¿Cuántas personas recuerdan una vida anterior a esta? Casi ninguna, y digo casi ninguna porque si existen unas pocas personas que lo hacen y están documentadas en los casos de reencarnación estudiados por el Dr. Ian Stevenson y otros investigadores. Pero el hecho de que existan personas que tras un daño cerebral despierten con habilidades artísticas y musicales excepcionales o hablando otro idioma también lo consideramos una prueba de que sus memorias de vidas pasadas estaba bloqueadas y de que tal bloqueo es un mecanismo activo que requiere de un cerebro sano.
      En cuanto al rendimiento genético el bloqueo de memorias no es que mejore el rendimiento genético sino que disminuye las posibles distracciones del espíritu encarnado en un cuerpo (con su juego de genes) que podrían costarle la vida a la postre. Ya lo dice el dicho “soldado advertido no muere en guerra” y eso básicamente significa aquí que el espíritu encarnado estando plenamente concentrado en la vida del cuerpo tiene mayores oportunidades de mantenerse vivo, reproducirse y perpetuar su juego de genes.
      Sobre la información es cierto, acumular más información “cierta” del mundo mejora la supervivencia de un individuo y su grupo social, por eso se ha visto un avance vertiginoso en el progreso científico y social desde el invento de la imprenta y más aun desde la llegada de la internet. Pero hay un hecho que no se puede ignorar, lo que aprendes en una vida o encarnación se convierte en sustrato que te da como espíritu elementos para madurar, para mejorar, para ser más sabio y hacer el bien y eso a la postre aumenta tu armonía como espíritu. Y un espíritu más armónico cuando reencarna no importa que no recuerde nada su mayor armonía le permitirá expresa su inteligencia de forma más “vivaz”, aprendiendo más rápido, siendo más creativo y aportando mas al progreso individual y colectivo. Ahí es donde está el secreto de la evolución que en lo que a la TE respecta avanza hacia mayores estados de armonía individual y colectiva. Por eso para la TE no es posible una civilización muy avanzada y perversa a la vez, pues son incompatibles y en sí mismas llevan el germen de su propia destrucción, el lastre que les impondrá un límite.
      La hipótesis de unas memorias de vida física espirituales que solo tienen sentido conectadas a un cerebro, la hemos ido cambiando en la TE en la medida que hemos conocido las evidencias de espíritus que ya sin cuerpo si son capaces de recordar detalles muy minuciosos de sus vidas pasadas. De no ser así no habría forma de saber absolutamente nada del pasado tanto del espíritu como de los mismos espíritus y ese no es el caso, a menos que, como dicen algunos, exista una especie de banco de datos espiritual o universal que me parece menos probable…una biblioteca de almas no suena muy lógica.

      Post a Reply
      • Materia y espíritu sostienen una relación muy particular, ya que pese a que ambos existen en dimensiones diferentes, realizan un intercambio constante de información mediante el vínculo de la encarnación, que les permite contribuir de manera reciproca a su evolución. Dicho vínculo se estableció desde el momento de la aparición de la materia, y establece el comienzo de una relación basada en el poder; tanto la materia como las entidades espirituales encarnadas en esta procuran sacar el mayor provecho para sí de esta simbiósis particular.

        Las entidades espirituales encarnadas utilizan la conexión muy precisa con la materia que propicia la encarnación, para controlarla, en tanto la materia estructuró mecanismos para asegurar su perpetuación, utilizando para su beneficio la inteligencia del componente espiritual encarnado.

        Sabemos que la materia son elementos espirituales que vibran de manera alterada, lo que los ha llevado a habitar en una dimensión diferente a la espiritual, sin embargo desde allí, la materia tiene la capacidad de atraer a elementos espirituales afines que habitan la dimensión espiritual, fenómeno que hemos denominado encarnación. Además la materia y el componente espiritual encarnado pueden intercambiar información, apesar de habitar en dimensiones diferentes, utilizando para ello los vórtices de encarnación que se producen a nivel cuántico, a través de los cuales esta “succiona a los elementos espirituales”.

        Pero ¿de que manera la materia estructuró sus mecanismos de control y dominación sobre el componente espiritual encarnado? En primer lugar la materia creó la mente, que resulta de la integración funcional de los elementos espirituales encarnados en ella, altamente especializados en interpretar y transmitir sus vibraciones. En segundo lugar la materia diseño los genes, una estructura de alta complejidad que contiene la información suficiente y necesaria para permitir a un organismo perpetuarse y prosperar.

        En síntesis la encarnación propicia una lucha por el control y la dominación entre materia y espíritu, cada uno busca sacar provecho de esta extraña relación. Seguramente la materia probó por eones innumerables combinaciones de sus genes, buscando aquella que le garantizara una mayor probabilidad de éxito en su lucha por su supervivencia; una estructura y combinación en particular de genes dió lugar a la encarnación de un componente espiritual, que logró ejercer sobre la entidad espiritual principal encarnada, una influencia tal que le permitía bloquear sus recuerdos grabados en su memoria espiritual y crear un estado de perturbación que le impide a la entidad comprender su realidad, llevándola a creer que ella misma es el organismo material al cual se encuentra unido por el indisoluble vínculo de la encarnación, solo roto por la muerte de la materia a la cual dirige.

        Una conclusión importante que nos ayuda a entender la manera en que se relacionan espíritu y materia, que se desprende de este análisis, es que la idiosincracia del componente espiritual esta directamente relacionado con la estructura, composición y tipo de integración que es característica del organismo material en el cual se encuentra encarnado, pero a su vez la estructura, composición y tipo de integración funcional de la materia, está definida por la orientación inteligente del componente espiritual encarnado en esta.

        Materia y espíritu son lo mismo, aunque habiten dimensiones diferentes, tienen una misma procedencia y en esencia son lo mismo, los diferencia su estado vibracional, que los ubica en dimensiones diferentes. Ambos son abarcados por la misma ley universal, la de La Evolución, que les define un mismo punto de llegada, aquel en el que puedan alcanzar la perfecta armonía.

        Materia y espíritu deben recoger juntos el camino de la evolución, en una estrecha y particular relación de cooperación mútua, que resulta de su participación y corresponsabilidad en los hechos que desencadenaron la caída de los espíritus en la dimensión espiritual del error y la caída de los diferentes eleme tos espirituales en la dimensión de la materia.

        Post a Reply
    • …Parece…”caballer@s de la confusión”, que están IGNORANTEMENTE confusos…y “cantinflescamente” inconclusos…Y así van a permanecer, por los siglos de los siglos, mientras pretendan DESCONOCER (como olímpicamente lo hacen) el ORÍGEN del ALMA…Ésa si’ que es una verdadera confusión y un olvido de olvidos…MENTE…INTELIGENCIA…EGO FALSO Y ÉTER…son los CUERPOS MATERIALES SUTILES (entre otros) que “animan” la materia corpórea cuerpo material) FUEGO…AIRE…AGUA…TIERRA…elementales en la creación material…Una pequeña miradita a los textos VÉDICOS les darán el insospechado indicio y SOLUCIÓN a las respuestas CONCLUYENTES de lo que “buscan”…Respuestas al alcance de quienes VERDADERAMENTE quieran entender y desenredarse del…QUIÉN SOY…DE DÓNDE VENGO…y HACIA A DÓNDE VOY…???…RECUERDEN…en los VEDAS están los textos completos (SASTRAS) que darán LUZ a sus a sus mentes y a sus corazones…Para el engaño se necesitan dos: el ENGAÑADOR y el ENGAÑADO y en ambos campea la IGNORANCIA…Solamente comprendiendo la ley del KARMA sabremos todo lo demás…Pero recordando siempre que el VERDADERO conocimiento es TRASCENDENTAL (por REVELACIÓN)…Ningún hombre común tiene respuestas de lo que procede del ABSOLUTO…pero todo hombre tiene (tenemos) en el ALMA la historia ETERNA de nuestra VERDADERA identidad…Éste conocimiento es “gratis”…y procede del mismo y ÚNICO DIOS…PRINCIPIO…Y FIN…de la creación…HARE KRISHNA…querid@s buscador@s de la VERDAD ABSOLUTA..

      Post a Reply
      • Estimado Athul no entendemos a que te refiere con la afirmación de que “pretendan DESCONOCER (como olímpicamente lo hacen) el ORÍGEN del ALMA.”El tema está expuesto en la sección primera de La Teoría Espiritual y se ha mencionado tangencialmente en otros temas de este foro. No es un tema fácil porque la comprensión más clara del origen de los espíritus se adentra en los dominios de la naturaleza misma de El Creador y de la existencia espiritual, temas que más que conocimiento requieren de elevados estados de armonía para ser abordados con un cierto nivel de certeza. No nos consideramos siquiera cerca de esos niveles, pero hemos considerado las ideas que se han expuesto tanto por los espíritus de luz a los médiums de la ECB como también hemos tomado en consideración las interesantes reflexiones dadas por los espíritus a Kardec y que fueron publicadas en su obra insigne El Libro de los Espíritus.
        Sabemos que los espíritus (nosotros) fueron creados por El Creador (Dios), opero el cómo y cuando son aun incomprensibles y siempre nos llevan a un laberinto difícil de resolver. La ECB por ejemplo sostiene que los espíritus –todos- fueron creados por Dios en una única oportunidad, pero si Dios es eterno significa que desde ese punto hacia atrás Dios existió una eternidad de tiempo solo, sin haber creado nada. Por otro lado Kardec afirma en su obra (la obra de los espíritus) que los espíritus no son eternos como Dios y tuvieron un momento en que fueron creados, sin embargo también afirman que la creación de los espíritus ha sido continua y constante y que en términos prácticos puede asumirse que Dios ha creado siempre. Es decir, Dios siempre ha creado espíritus pero los espíritus tuvieron un comienzo lo que claramente deja entrever una contradicción. Por eso la investigación metódica del fenómeno espiritual es tan importante y no puede reducirse a simplemente apegarse a las afirmaciones de un libro como si se tratara de la verdad final, llámese como se llame y provenga de la religión que sea.
        Hablas de mente, inteligencia, ego falso y éter, también hablas de cuerpos materiales sutiles pero no los defines ni asocias en un modelo lógico que nos permita cuestionarlos o ponerlos a prueba al menos a través de la lógica y la razón, solo lo afirmas. Y así es muy difícil desentrañar el complejo ovillo de la existencia.
        Hablas de fuego, aire, agua y tierra como elementos fundamentales en la creación material pero olvidas que la ciencia ha logrado confirmar que la materia en realidad se reduce a constructos hechos de Partículas Materiales Fundamentales (PMFs) como quarks, neutrinos, portadores de fuerzas, gluones, etc. Son estas PMFs las que componen tu fuego, agua, aire y tierra.
        En cuanto a saber quién soy, te diré que tenemos la idea que hemos propuesto en la Teoría Espiritual, somos espíritus encarnados en un cuerpo viviendo una experiencia física. En cuanto a de donde vengo, te diré de acuerdo a la misma teoría que venimos del mundo espiritual como resultado de una afinidad inevitable con los componentes básicos y encarnados en la materia. Y en cuanto a hacia donde voy, te diré que vamos hacia una progresión armónica constante determinada por el nivel con el cual expresamos los tres atributos esenciales con que fueron creados los espíritus Amor, Inteligencia y Libertad. Y que esa progresión armónica eventualmente nos llevara a vibrar y existir en la misma realidad vibracional de El Creador, todo de acuerdo a la TE mencionada. Podemos estar equivocados, pero hasta ahora como modelo teórico ha funcionado muy bien para explicar el mundo tal y como lo vemos y eso es de cabal importancia en la búsqueda de una teoría que pueda explicar e integrar las realidades espiritual y material.
        En cuando a la ley del Karma tenemos también una idea según la cual el karma o destino no es más que la consecuencia de nuestros actos y su repercusión como una onda expansiva en los demás seres que nos rodean ¿Nos estamos engañando? Esa posibilidad siempre la contemplamos razón por la cual jamás nos encerramos en una idea o un concepto de forma definitiva. Recogemos hechos del fenómeno espiritual a través de la mediumnidad y los integramos dentro de un modelo más amplio para tratar de explicar el mundo tal y como es, si funciona entonces dejamos esos hechos como ciertos, pero siempre con carácter temporario hasta que podamos contrastarlos con otros hechos. Si ya no explican los nuevos hechos y fenómenos entonces modificamos esas ideas o descartamos la teoría como tal. Hasta ahora la TE ha pasado las pruebas de coherencia lo que nos ha permitido seguir ahondando en la búsqueda de respuestas al fenómeno.
        También consideramos el conocimiento ensenado o revelación como tú lo llamas, pero somos cautos respecto a ello pues los espíritus no lo saben todo solo por ser espíritus, los de más luz son más sabios, pero también están más alejados de la realidad material dada su naturaleza y los más cercanos a la realidad material son menos sabios y pueden ignorar o no comprender muchas cosas esenciales para nuestra formación intelectual.
        En cuanto a que tenemos en nosotros “la historia eternal de nuestra verdadera identidad” lo entendemos y aceptamos como un “archivo” de recuerdos detallados de prácticamente toda nuestra existencia que hace parte de nuestra inteligencia misma, pero un archivo al cual no tenemos acceso debido al poderoso efecto que ejerce la materia sobre el espíritu a través de la mente, creando el denominado fenómeno del Olvido del Pasado, descrito por Kardec.
        ¿Existe el olvido del pasado? Creemos que si y prueba de ello es que prácticamente nadie se acuerda de sus vidas pasadas o de su trasegar espiritual antes de la encarnación o entre encarnaciones, pero vemos un atisbo de esa memoria en personas que luego de un deterioro avanzado del cerebro (a partir del cual se crea la mente espiritual según la TE) de pronto parecen despertar a la conciencia, lo cual depende del acceso a sus recuerdos completos que son los que le permiten al espíritu expresar su inteligencia, este fenómeno es conocido científicamente como Lucidez Terminal. También se hace evidente en personas que luego e un accidente que afecta su cerebro despiertan siendo sabios en artes, música, matemática, etc., conocimiento quer no ha sido adquirido en esta vida pero que asumimos fue aprendido en vidas anteriores, fue bloqueado por el olvido del pasado y ha quedado liberado luego de que el daño en el cerebro altero la mente, muy seguramente en la región que gobierna el olvido del pasado.
        Como ves pues, todos somos estudiantes en esta tierra, tú te sientes cómodo con las enseñanzas vedas, estás en tu derecho y hace parte de tu libertad. Nosotros los autores de La Teoría Espiritual hemos decidido hacer nuestra búsqueda a través de otro camino, uno que integra la ciencia materia y la ciencia espiritual ¿Estamos equivocados? ¿Estas equivocado? No lo sabemos, o tal vez ninguno lo está, y simplemente el que existan muchos caminos en búsqueda de la verdad sea lo mejor, así si uno entra en un sendero ciego y sin salida, siempre podrá volver y continuar su búsqueda por cualquiera de los otros senderos abiertos.

        Gracias por comentar.

        Post a Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *