Experiencias Cercanas a la Muerte en Personas Ciegas de Nacimiento

Experiencias Cercanas a la Muerte en Personas Ciegas de Nacimiento

Si bien el uso de la mediumnidad controlada (como se practica en la Escuela Científica Basilio –ECB-) ha permitido un interesante avance en el conocimiento de la realidad espiritual de la cual poco o ningún recuerdo tenemos durante la vida física, lo cierto es que aún nos falta mucho por investigar y mucho mas por conocer (o tal vez recordar?) de ese mundo. Incluso, muchas de las afirmaciones que damos por sentadas y que tomamos como verdades de apuño en el campo espiritual deben ser revaluadas frente a las nuevas evidencias que nos provee la ciencia formal, una de ellas es respecto al fenómeno de la memoria del espíritu.

En la ECB, la escuela donde los autores de la Teoría Espiritual aprendimos sobre el fenómeno espiritual, se suele sostener la idea de que el espíritu no conserva después de la muerte o desencarnación una memoria detallada de sus experiencias físicas; Que esta memoria detallada solo existe durante la encarnación y se asocia exclusivamente con la memoria de la mente (un órgano espiritual asociado al cerebro) el cual sirve de mediador en la comunicación entre el espíritu y el cuerpo.

Esta escuela sostiene la hipótesis de que la memoria detallada -que incluye el idioma, la escritura, las habilidades físicas, los recuerdos minuciosos de las experiencias físicas vividas, etc.-, solo es importante durante la vida material, pero una vez el espíritu desencarna, la mente transfiere una especie de resumen general de todas sus experiencias al espíritu antes de abandonar el cuerpo. Esto explicaría por qué el espíritu desencarnado (de acuerdo a las experiencias mediumnímicas en esta institución) no recuerda detalles de su vida física, no puede hablar a través de médiums el idioma que usaba durante la vida física, ni tampoco puede escribir con la caligrafía que lo reconocía en vida. También explicaría porque los espíritus no suelen dar detalles específicos de la vida que dejaron atrás, a menos que estos hubieran tenido un impacto importante para su actual estado espiritual.

Esta “falta de memoria detallada” también explicaría por qué los espíritus cuando reencarnan no se acuerdan de nada de su vida pasada ni pueden expresar ninguna habilidad adquirida en encarnaciones anteriores.

Sin embargo, esta hipótesis de falta de recuerdos detallados de sus existencias se ven fuertemente cuestionada no solo por las experiencias mediumnímicas adquiridas por otras instituciones espiritistas, sino además por casos clínicos sólidamente documentados que curiosamente nos dan luces sobre la dinámica espiritual. Uno de ellos es el de Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM) de personas invidentes de nacimiento.

Desde hace varias décadas se vienen publicando las experiencias vividas por personas que por diferentes motivos han entrado en estados cercanos a la muerte o han alcanzado el punto de muerte clínica pero han logrado ser regresados a la vida por los servicios de urgencias. Algunos estudios reportan que entre el 10 y 20% de las personas que fueron dictaminadas clínicamente muertas pero que lograron ser resucitadas, tuvieron experiencias cercanas a la muerte (ECM). Estos casos no solo incluyen personas de ambos sexos sino también te edades y condiciones sociales y raciales muy variadas. Un grupo en particular que llamó nuestra atención, fue el de 31 pacientes ciegos, algunos de ellos de nacimiento, estudiado y publicado por el Dr. Keneth Ring. (indsight: Near-Death and Out-of-Body Experiences in the Blind 2nd Edition).

Cuando estos pacientes fueron resucitados no solo entregaron una descripción visual detallada de los eventos o los objetos donde se encontraba su cuerpo físicamente, sino que incluso los ciegos de nacimiento fueron capaces de dar una descripción detallada de los colores reales de esos mismos objetos. Esto no solo nos está informando que los espíritus pueden “ver” sino que además poseen memorias de los colores aunque no los han podido ver ni una sola vez en la vida actual en la cual su cuerpo es ciego de nacimiento.

¿Cómo pueden entonces estos pacientes saber de colores? ¿De dónde sacan esa información que concuerda con los colores reales identificados por personas no ciegas?

En nuestra opinión la única forma en que personas ciegas de nacimiento pueden dar una descripción precisa de colores que jamás han visto en esta vida es que ya posean una memoria detallada de ellos, adquirida en otras vidas, en encarnaciones anteriores. Así las cosas, los casos de ECM de personas ciegas de nacimiento son una nueva evidencia de que los espíritus no solo conservan información general de sus experiencias físicas, sino que esta información es ampliamente detallada y debe incluir hasta los detalles más sutiles de las experiencias vividas. De nuevo, esto apunta en la dirección de aceptar que los espíritus si poseen una memoria espiritual muy completa y detallada que debe ser distinta de la memoria mental que se ve forzado a utilizar durante la encarnación, cuando su propia memoria de espíritu es bloqueada. Queda claro también que el bloqueo de la propia memoria espiritual como resultado de la encarnación (fenómeno del olvido del pasado) no implica que el espíritu deja de “grabar” sus vivencias en su propia memoria espiritual, sino que estas son bloqueadas constantemente una vez adquiridas, forzando al espíritu a vivir de las memorias almacenadas en la memoria de su poco eficiente memoria mental.

Así, el espíritu encarnado tendría dos memorias, la memoria espiritual que lo almacena todo y la memoria mental que almacena casi todo aunque con el tiempo pierde detalles de esos recuerdos o incluso llega a perderlos todos, como sucede con los pacientes de enfermedades como el Alzheimer.

Esta evidencia su suma a la de los genios por accidente, personas que luego de un accidente que afecta drásticamente su cerebro, de pronto despiertan convertidos en músicos o artistas consumados. Casos que solo pueden ser explicados si aceptamos que ese conocimiento fue adquirido en una vida anterior y que los recuerdos detallados de cómo interpretar instrumentos lo mismo que de las habilidades físicas para ello son conservados en su memoria espiritual, la que el espíritu lleva consigo siempre., la que es parte constitutiva de su ser

Author: ISRSP

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *